HUARACHES PARA LOS REYES

Publicado 22 abril, 2010 por PROFR. SATURNINO RAMOS VAZQUEZ

Escuché una voz en mi conciencia, como un eco,
como un grito, una voz de protestas y de quejas
que partió del infinito.
La escuchó también el ave de rapiña,
la escuchó la raposa en su guarida,
los canarios entumidos en sus nidos, y la paloma perdida.
Esa voz que escuchara mi conciencia,
era la voz de un niño;
encumbrado al filo de la montaña entre esperanzas
fallidas, entre buitres y entre lobos,
entre cardos y entre espinas.
Un niño con pies descalzos con la tierra confundido,
con las manos ateridas y con el cuerpo encogido;
tiene un cansancio de siglos,
y un mañana sin principio.
Se ha hecho eterna su fatiga,
se ha hecho eterna su paciencia;
pero tiene en su existencia las raíces del pasado,
la fe y el amor al mundo, al mundo que lo ha olvidado.
¡Y bajó Loncho la montaña y bajó la montaña con Loncho,
porque él es la montaña, la milpa, la raíz, la tierra!
¡El huele a tierra, a pasto seco, a leña verde y ahumada,
huele a resinas y a heno, huele a corteza quemada!
¡El hambre debe oler así, cuando se va consumiendo
en la humildad y en la sed!
¡Y bajó Loncho la montaña por la escalinata
de tierra agrietada extendida al sol!
Habló con el más viejo de los viejos
en una casita de palma reseca, lodo y aguasol.
¡Yo no “vide” pal’suelo, y la partí en pedazos!
¡María me pegó con todas sus ganas,
con todas su “juerzas” me pegó en los brazos!
¡Pero eso no me duelel ¡Me duelen sus lágrimas!
¡Me duelen sus ojos! ¡Me duele María … !
¡Yo quiero a María, mucho que la quiero!
¡Pero ella me dijo que yo soy muy malo,
que nunca me fijo!
¡No quiero ser malo! ¡No quise ser malo!
¡Pero la muñeca no era de “adeveras”!
¡Era solamente una pobre cuchara de palo!
¡”Perora” voy, voy y busco a esos reyes,
a esos reyes que les dan juguetes a los niños ricos!
¡Quiero la muñeca! ¡La muñeca de las trenzas negras!
¡En nombre de todos los santos del cielo,
quiero la muñeca! jY tienen que dármela!
¡Tienen que dármela abuelo!
¡Y si no quieren cruzar por el monte,
y si no quieren cruzar por el llano,
porque tienen zapatos muy finos, zapatos dorados,
entonces, les diré de plano que a’i’stan los huaraches
que me dio tío Chano antes que muriera!
¡Y con los huaraches que crucen pal’lIano!
¡Y con los huaraches que crucen pal’monte para que yo los vea!
¡Yo no quiero juguetes pa’mí; ¡Sólo quiero juguetes
pa’ella! ¡Quiero la muñeca de las trenzas negras
que tanto desea y tanto ruega!
“Pa’mí pos’no, pa’mí nada quiero!
¡Pal’cabo soy hombre! ¡Y pal’cabo que un hombre no juega!
Y sigo escuchando esa voz, la voz de los Lonchas
que tienen sus chozas arriba del monte, muy arriba del monte;
por encima de toda justicia entre hermanos;
por encima de toda bondad;
más allá de los retorcidos derechos humanos!
autora: Catalina Pastrana

About these ads

2 comentarios el “HUARACHES PARA LOS REYES

  • Hablo con el màs viejo de los viejos en una casita de palma, lodo y aguasol

    su voz resuena en mi mente, aun escucho esa voz_:

    “agüelo, Agüelito” onde puedo “jallar” a los reyes?
    a los reyes magos,
    a esos ….. le falta todavia

  • Deja un comentario

    Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

    Logo de WordPress.com

    Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

    Imagen de Twitter

    Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

    Foto de Facebook

    Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

    Google+ photo

    Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

    Conectando a %s

    Seguir

    Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

    Únete a otros 430 seguidores

    A %d blogueros les gusta esto: