En la tumba de mi padre


Poema Soneto

Siempre al azar, como la suerte ordena,
vagaste por el páramo infecundo,
¡pobre rama que el noto furibundo
hizo rodar por la caliente arena!

Ninguno comprendió tu horrible pena
que nunca hablaste de tu mal profundo;
y fue tu adiós al asqueroso mundo
una sonrisa de desprecio llena.

También, padre, se acerca mi partida,
pronto en la nada marcharé a perderme;
y si es un sueño la mundana vida,

sin soñar en la tumba, duerme, duerme;
mientras tu hijo, lleno de quebranto,
tiene con risa que verter su llanto.

 

Soneto de Antonio Plaza

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s