ENSAYO: GRANDEZA


Los pueblos en México, por generaciones han arrastrado su miseria heredada, como un lastre, como una peste maloliente, incrustada en la sangre, en las venas, en la mente. Los marginados estómagos vacios diariamente, llenos de párasitos infectos sus vientres, como si la tierra no fuese pródiga y abundante , suficiente y de sobra. ¿Entoces, qué sucede. por qué la miseria como una eterna compañera diaria, acompaña la tristeza del alma, sin levantar la vista al cielo como si este no existiera, como si fuera una herencia maldita, sin comprender que esta condición de vida es sólo una oportunidad para entender que esta vida tiene un sabio propósito ilustrado, para alcanzar el potencial escondido que todo ser humano tiene, oculto, sí, en un rincón olvidado. ¿Por qué no abres los ojos? ¿Por qué no palpas con tus manos, tus dedos , tu piel, tu boca, tus ojos,? ¿Por qué  no sientes el aire que respiras, las flores en su colorido y esplendor? ¿Quién las hizo? Acaso alguien mayor que tú y entonces? Despierta, relájate, levántate temprano, despabiláte, sonrie a la vida y conquístala. Atrévete, tú puedes ser uno de los ganadores, los premios están esparcidos por doquier, sólo basta que tú quieras alcanzarlos. No te conformes con las migajas, en la tierra hay suficiente y de sobra. Las oportunidades están ahí, sólo tienes que extender las manos y sin miedos, atraparlas. Conquista tus miedos, sólo así podrás triunfar y dar a los tuyos lo que se merecen. Los hijos merecen tener familias fuertes, y la tuya puede serlo, basta que tú lo desees y entonces la victoria será tuya y de los tuyos. Prepárate, estudia buenos libros, sé incansable, indomable, que nunca un problema te venza, sólo te sacuda y sea causa de reflexión y de prueba como una oportunidad, para continuar avanzando, hacia las metas más elevadas. Hay grandes hombres que han alcanzado grandes proesas, grandes hazañas, y su comienzo fue pequeño; pero pensado en grande. El éxito no es fruto de la casualidad; sino el resultado de un gran esfuerzo. No te deprimas nunca, porque entonces el fracaso te acompañará y no habrás entendido, la misión a la cual has sido enviado, descubrir  tu potencial, y conquistar tus sueños, despojándote de las escamas de miseria heredada, arrancando el estigma por generaciones de miseria y de pobreza, que como tormentas y huracanes los pueblos han inundado, como algo pestilente, que arrancarse puede, con coraje, con rabia, como las águila cuando mudan de uñas ,pico y alas, para surcar los aires y planicies, asentándose en tierra firme, para conquistar grandezas y proezas, sólo para los audaces, que sus miedos han atrapado. Riqueza, hay mucha y de sobra, de manera abundante: Búscala, encuéntrala, hazla tuya para siempre, y como herencia a tu descendencia, una vida conquistada, intrépida audaz y elevada. Tú puedes lograrlo, vamos hazlo ahora.

PROFR. SATURNINO RAMOS VAZQUEZ

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s