EBRIO



(Anónimo)

Sí soy yo… el hombre ejemplo,

el hombre bueno, el católico.

¿De qué te espantas?

¿No sabias que soy alcohólico?

Soy una persona como antas.

¿Hipócrita?, ¡claro!, ¿Cuál es el problema?

Esto es muy normal, es lo de todos…

¿Qué quieres? Sí, te he defraudado.,

pero dime; ¿quiénes no son beodos;

¿Quiénes no son hipócritas?

¿Tú? ¿O tú?, ¿a poco tú? Ya ni te fijes,

es un deporte muy generalizado.

Te saqué de onda ¿no?

No esperabas que yo me la pusiera,

Te comprendo. Yo,   el marido modelo,

El intachable, el que nunca te ofendiera,

El padre hogareño y cumplido…

Bueno, ya, no te pongas compungido

¡ah caray!  Salió en verso y sin esfuerzo

como dicen por ahí mis cuates;

pero agárrate, que faltan los remates.

Mira; toma el pobre, el mediocre y el burgués;

El culto, el político y el trabajador.

¿Por qué? ¿Cómo que por qué?

Ay cuatito, ya cállate mejor.

¿Pos de cuál fumas?

Digo, ¿de dónde vienes?

O te haces o eres…de otro planeta.

Eso, aquí entre nos, la mera neta,

¿no sabes que todo anda de la re… contra?

Lo que hacemos y decimos no es natural,

Todo es fingido, es coba, hipocresía social.

A ver, ¿por qué tomamos?

¿Por qué somos indiferentes, apáticos?

Freyre dijo: “El hombre que no se compromete

Con su mundo, no es hombre”.

¡ah,  pero nosotros somos muy simpáticos!

No hay quien comprometa su lindo nombre.

¿Por qué nos enajenamos?

¿es que ya perdimos nuestra dignidad?

Ya no protestamos, nos agachamos.

No valemos nada como humanidad.

¿ven? … los tengo bien apantallados…

¡Despierten! ¡esta farsa se acabó!

Yo no soy alcoholizado.

Algo tenía que hacer para llamar su atención;

Es tiempo de que se diga algo razonado,

Sigo que detenga la  putrefacción.

Vivimos sin brújulas, vacíos,

Tenemos valores falsos,

Caminos torcidos;  

Líderes vendidos de espíritu parcial;

La filosofía ha tenido sus desvíos,

Estamos defraudados,

Nos sentimos deprimidos,

Sin saber si la ciencia es para bien

O para mal; hay guerras por orgullos

Y gente que nos tiene reprimidos.

¡Qué ridículos, apantallamos de machos,

Presumimos de superhombres,

Sin pensar que a la familia dañamos

Y de paso, de paso nos denigramos.

Nunca faltan pretextos para tomar,

Aceptamos comerciales

De bebidas embriagantes,

Descuidamos nuestra imagen al actuar

Y olvidamos los problemas importantes.

Qué pobre opinión tenemos de la mujer,

Que inflados nos han dejado los atavismos,

Hasta cuándo la respetaremos como un ser,

Hasta cuándo borraremos los abismos…

Y caminar por fin con igualdad

Y terminar por fin con la maldad!

Y cómo pesa también la negligencia

Y la dejadez  de olvidar buenos amigos;

Un hermano y la patria imploran un servicio

Y  negamos la ayuda sin clemencia.

Por favor, guardemos un minuto de silencio:

“La palabra solidaridad ha muerto”

Yo lo digo.

¿Y nosotros? Nosotros también vamos muriendo,

Sumidos en rencores, vicios y resentimientos;

Pesimismos y temores nos van desvaneciendo

Y nada ni nadie detiene el hundimiento,

Pero yo quiero hablarte a la mexicana.

Recuerda que no eres hijo del probeta,

¿O a caso no tuviste madre?

Otras veces alardeas de patriota

O te fajas pantalones con alarde.

Eres muy devoto, quieres a tus dioses…

¡Pues demuestra que sí puedes levantarte!

¡Por tu madre, por tu dios, por tu patria!

¡Responde, hable, deja de ser un paria!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s